Hambre Come

Hambre come es una pieza de cinco minutos y medio que se representa sólo para dos personas, la historia se desarrolla en el interior de una maleta, con dos mirillas desde las que se puede espiar lo que ocurre en un restaurante. Sin palabras, la música, cuidadosamente elegida, es imprescindible para dotar de sentido a la historia. Se escucha a través de unos auriculares, consiguiendo así que el espectador se adentre en un ambiente único.

dossier hambrecome

De Hambre Come se ha dicho
Titeresante – Toni Rumbau
Metro TV-Entrevista en Indonesia